Fútbol Amateur

''Quiero ganar hasta jugando a la bolita''

El mejor del año. Horacio Demarchi le entrega a Agustín Allione, la plaqueta en reconocimiento al mejor futbolista del 2011 del Fútbol Amateur de Vélez Sarsfield.

Recostado en una silla de la confitería del Club, Agustín tiró esá máxima. Su perfil de volante completo, en todo sentido, lo erigen como un jugador de futuro inmediato. Muy buena pegada, despliegue, panorama, habilidad e inteligencia para usarla cuando más la necesita su equipo. Y además a este oriundo de Amenábar, Provincia de Santa Fé, lo avala su perfil bajo pero también los sellos con los que cuenta su pasaporte con tan solo 16 años. La Selección Juvenil lo llevó por Japón en 2010 y el año pasado, Sudamericano en Ecuador y Mundial en México Sub 17. Y Vélez le agregó la presencia en Suiza para el torneo en Bellinzona. Un 2011 genial y lleno de esperanzas para Peluche, como le apodó su compañero de la Sexta división Angel Viotti.

Recostado en una silla de la confitería del Club, Agustín  tiró esá máxima. Su perfil de volante completo, en todo sentido, lo erigen como un jugador de futuro inmediato. Muy buena pegada, despliegue, panorama, habilidad e inteligencia para usarla cuando más la necesita su equipo.  Y además a este oriundo de Amenábar, Provincia de Santa Fé, lo avala su perfil bajo pero también los sellos con los que cuenta su pasaporte con tan solo 16 años. La Selección Juvenil lo llevó por Japón en 2010 y el año pasado, Sudamericano en Ecuador y Mundial en México Sub 17. Y Vélez le agregó la presencia en Suiza para el torneo en Bellinzona. Un 2011 genial y lleno de esperanzas para Peluche, como le apodó su compañero de la Sexta división Angel Viotti.

-Agustín, ¿cómo estás viviendo todo este presente que te toca vivir?

-Lo llevo muy tranquilo y con sacrificio para que todo siga saliendo como hasta ahora. No me imaginé si iba a ser así pero si entrenaba para eso. Y sobre todo para que en el futuro se logre volver a jugar en Reserva, por ejemplo.

-Y con la mente tranquila sobre todo…

-Sí, hay que tener la cabeza fría; ahí está el apoyo de la familia, de mi representante y mis compañeros. Aparte uno sabe, que si se te vuela la cabeza es peor. No cuesta tanto resignar  porque si te dedicás a esto sabés que hay que dejar de lado ciertas cosas que se hacen a mi edad. A lo mejor costó mucho cuando llegué del interior porque dejé afectos. Pero ahora ya es costumbre.

-¿Cuándo llegaste a Vélez?

-Hace tres años. Vine a probarme y quedé, pero como tenía solo 13 años mi familia no quería que me quede. Al año siguiente me volvieron a llamar de Vélez y ya permanecí definitivamente. Por suerte terminó siendo una buena decisión porque en la Pensión madurás mucho. Acá ya es distinto; ser ordenado, cumplir horarios, no tenés nadie que te levante. Y uno madura.

En lo futbolísitico, Agustín rinde como un jugador profesional. De hecho, ya tiene contrato con el club y no se apura si todavía está en la Quinta, un equipo que al fútbol juega bárbaro. “Uno quiere salir campeón hasta jugando a la bolita. Diego Monarriz siempre nos dice que él quiere ganar y nosotros también. No nos conformamos con el empate y jugar bien”, acota, ya con perfil de jugador ambicioso en su formación.

-¿En qué posición rendís mejor?

- Monarriz me hace jugar de doble cinco ayudando al volante central y cuando atacamos me suelto. Y si el equipo me necesita, a veces voy por derecha jugando de ocho. Me siento muy cómodo en cualquier puesto.

-¿La Selección Juvenil qué te dejó?

- Mucho. Jugar el Mundial para cualquiera es lo máximo. Al margen que no nos fue bien, pero competimos contra equipos del primer mundo y eso te va preparando. Ya en Octavos, nos eliminaron por penales, en el partido Inglaterra no nos había superado. Y después en los penales es cuestión de suerte…me tocó erra el mío.

-Sí lo sabés vos…

-(risas) Sí, nos pasó en 2010 con la 94 dos veces en las finales con Argentinos y River, así que ya estoy acostumbrado. Me bajoneó errarlo, todavía lo pienso y digo que no puede ser. Pero ya pasó y hay que darle para adelante. Tendré muchas definiciones más y será distitno.

-¿Y qué objetivos te planteás de ahora en más?

- Estoy muy tranquilo, si se me da la posibilidad de ir a Reserva de nuevo, bienvenido. Hay jugadores más grandes que yo, pero si me toca me siento muy bien para poder jugar.

Y finaliza destacando lo que es Vélez, su otra casa. “Te lo dicen todos, hasta chicos de otros clubes. Vélez es un ejemplo, a nivel futbolístico e Institución porque es como una familia. Me siento muy cómodo”.

 

Diego Luis Guitan