DATOS

  • Nombre completo

    Club Atlético Vélez Sarsfield

  • Fecha de fundación

    1° de Enero de 1910

  • Estadio

    José Amalfitani

  • Dirección

    Av. Juan B. Justo 9200, CP 1408, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.

  • Teléfono

    (54-11) 4641-5663/5763/4014

  • Fax

    (54-11) 4642-0692

  • Número de socios

    43.500

  • Camiseta oficial

    Blanca con una "V" azulada cruzando el pecho.

  • Camisetas Alternativas

    Azul con una "V" blanca cruzando el pecho / Verde, blanca y roja a bastones verticales.

  • Proveedor de Indumentaria

    Kappa

  • Main Sponsors

    Hitachi / Coca Cola / Air Europa


Esto es Vélez Sarsfield

Vélez Sarsfield es un club de fútbol fundado hace ya más de 100 años. Con el correr del tiempo se ha convertido en una de las instituciones deportivas, culturales y educacionales más importantes del país. Su lema "Deporte y Cultura" ha alcanzado justificada difusión; transformándose en los tiempos modernos en "El primero en ser un gran club".  Su importante masa societaria disfruta de sus campos de juego y sus gimnasios, espacios donde pueden practicar numerosas disciplinas deportivas; como también hacer uso de una amplia cartelera de actividades culturales. El centro educacional cobija diariamente a un gran número de alumnos, en los niveles preescolar, primario, secundario y terciario.

El corazón del Club es el Estadio "José Amalfitani", así llamado en homenaje a quien, ejerciendo durante más de 30 años la presidencia de la Institución, contribuyera más que nadie a reemplazar el pantano que allí había por un verdadero coloso de cemento, orgullo no sólo de los velezanos sino para el fútbol argentino todo. Vélez fue el escenario principal del Mundial Juvenil Sub-20 disputado en la Argentina, cuyo representativo ganó este certamen jugando todos sus partidos en el Amalfitani. Además, el Club fue subsede del Mundial '78, también ganado por la selección "albiceleste". Sin embargo, para sus hinchas -a los que no en vano se llama "fortineros"-, Vélez será por siempre "El Fortín", como se lo conoce desde aquellos tiempos lejanos en que su cancha se ubicaba en el barrio de Villa Luro, entre las calles Basualdo y Schmidl, y 11 leones hacían de ése un bastión casi inexpugnable, que en 1928 albergó el primer partido nocturno en la historia del fútbol argentino.

Esa misma identidad de equipo aguerrido y conquistador que le impusiera el gran Victorio Spinetto, primero como jugador en aquel "Fortín" de la década del '30 y luego en 14 años ininterrumpidos como técnico del equipo, permitió a Vélez convertirse en el Club más triunfador del fútbol argentino en la última década del siglo XX, lapso en el que ganó cuatro campeonatos argentinos y cinco copas internacionales. Entre estos logros se destaca la Copa Europeo-Sudamericana de 1994, que obtuvo en el Estadio Olímpico de Tokio venciendo al gran Milan de Italia por 2 a 0. Para acceder a este duelo Vélez debió vencer en la final de la Copa Libertadores al San Pablo, el otro gran equipo de aquellos años junto con el milanés, que venía de ganar las dos anteriores ediciones del certamen intercontinental. Y lo hizo nada menos que como visitante, en una recordada definición por penales en el Morumbí que hizo estremecer Liniers y alrededores.

Antes de esos años '90 gloriosos para la Institución, Vélez solamente contaba en su haber con un título de Primera División, obtenido en 1968 de la mano de grandes jugadores como Daniel Willington, José Miguel Marín y Carlos Bianchi, quien comenzaba a aparecer en aquella formación como un genuino producto del semillero velezano y que bastantes años más tarde, en 1993 más precisamente, volvería como técnico al Club para sacarlo campeón de todo. De su mano, se afirmaron en la primera velezana varios valores jóvenes, como Christian Bassedas, Mauricio Pellegrino, Omar Asad y José Flores. Pero la gran figura de ese equipo no fue otro que José Luis Chilavert, quien se convirtió en símbolo de este período sin precedentes en la historia del Club con sus atajadas, su personalidad avasallante y esa pegada que le permitió revolucionar el puesto de arquero desde la valla velezana, con varios goles de tiro libre y de penal que ya entraron en la historia del fútbol. Los títulos continuaron de la mano de Osvaldo Piazza, Marcelo Bielsa (dejó una marca imborrable), Miguel Ángel Russo y José Oscar Flores. La llegada de Ricardo Gareca como entrenador del club y Christian Bassedas como Manager marcó la segunda etapa más gloriosa de la Institución. De la mano del Tigre se conquistaron el Clausura 2009, Clausura 2011 e Inicial 2012; más la Final en Mendoza ante Newell's, con un gol de Lucas Pratto, donde Vélez fue el Campeón Argentino 2012/2013.

Hoy Vélez Sarsfield continúa firme en ese sendero trazado por "Don Pepe" Amalfitani, en el que la humildad y el amor por el Club son valores fundamentales. Fue gracias a ellos, al fin y al cabo, que Vélez logra crecer en forma inimaginable luego de aquel descenso que sufriera en 1940, que lo dejara al borde de la desaparición. Por eso, la mayoría de los futbolistas que llegan a la Primera División continúan haciéndolo provenientes de las divisiones juveniles del Club, y no de otras entidades o mediante grandes inversiones. Y por eso, también, Vélez, aún con todas las dificultades que existen en la Argentina, sigue creciendo en lo social, aportando nuevos lugares para el esparcimiento de la comunidad como su majestuosa Villa Olímpica de Ituzaingó.

El Fútbol, está claro, es el deporte rey en el Club, y su principal imán para atraer multitudes. Así lo simboliza el Monumento a los Campeones levantado frente a la entrada principal, en el que distintas placas de bronce recuerdan los nombres de todos los futbolistas que consiguieron títulos con la "V" azulada. O la vitrina del Hall Central, en la que pueden verse las réplicas de las copas internacionales ganadas por la Institución. No por nada, en definitiva, Vélez es el quinto equipo mejor ubicado en la tabla histórica del profesionalismo argentino, detrás de River, Boca, Independiente y San Lorenzo. Ni tampoco es casual que sea, de todas aquellas instituciones que alguna vez descendieron en el fútbol local, la que más tiempo lleva ininterrumpidamente en la primera división.

Pero Vélez también es Vóley, Básquet, Atletismo, Ajedrez y muchísimas actividades deportivas y culturales. Un club que, como bien decía José Amalfitani antes de que llegaran los éxitos futbolísticos, supo entender, tal vez antes que ningún otro, que "cada chico que entra es un campeonato ganado". Y que, por eso, siempre será campeón.