Cultura

Para todos

Una puesta en valor maravillosa.
Por Agustina Cupitó

Este sábado a las 19:30 entre las puertas 6 y 9 de acceso al Estadio José Amalfitani se reinaugurará el Mural del Centenario “Para vos, Vélez” con la presencia de su diseñador, creador y realizador, Omar Di Salvo.

La obra que fue pensada e inaugurada hace 12 años cuando se cumplieron los primeros cien años de la fundación del club, como un homenaje y un reconocimiento a la institución, sus logros, sus personajes emblemáticos y su aporte social y cultural a la comunidad, fue sufriendo el deterioro propio del paso del tiempo y por encontrarse al aire libre expuesto al sol y la lluvia.

Nuevamente y como aquella vez en 2009, Omar aunó esfuerzos y compromiso y junto a amigos y colaboradores puso manos a la obra para restaurar su propia obra de arte. Durante tres meses y con la ayuda de cuatro chicas que se dedican exclusivamente al mosaiquismo, la técnica utilizada en el mural, más otros amigos que estrecharon sus manos para lo que fuera necesario, desde barrer, preparar mezclas o pegar azulejos, pudo llevar a cabo la restauración que le dio más trabajo que hacerlo de cero ya que tuvo que reparar, unificar y buscar la manera de que quede prolijo en aquellos sectores donde los azulejos ya no servían más y tenía que reemplazarlos por otros. Motivo por el cual agregó nuevas figuras en espacios que antes eran lisos.

Gracias al aporte de hinchas, socios, amigos y del propio club, pudo recolectar alrededor de 700 azulejos y una buena cantidad de venecitas y piedras que son los materiales fundamentales para este tipo de obra a los que hay que romper irregularmente para poder darle forma a las figuras que se quieren lograr. Así es como los azulejos y venecitas posicionados estratégicamente le dieron vida a Don Pepe Amalfitani, Carlos Bianchi en su época de jugador, los históricos José Luis Chilavert y Daniel Willington, el propio estadio, los trofeos más importantes obtenidos en la década más gloriosa: la Libertadores y la Intercontinental, y todo engalanado con los diferentes escudos que fue teniendo el club a lo largo de la historia, los colores italianos que tanto marcan las raíces de sus fundadores y las estrellas que representan cada uno de los campeonatos ganados.

Pensar, diseñar y llevar a cabo una obra de arte de esta magnitud emplazada en un lugar estratégico a la vista de todos, no solo socios e hinchas sino de cualquiera que pase por allí, en la que se invierte tiempo, materiales, mano de obra y mucha dedicación, tiene el valor de un gol clave para la obtención de un título. Y a eso Vélez nos tiene acostumbrados, personas que se comprometen sin pedir nada a cambio para darle algo al Club que quede para la posteridad. Omar puso a disposición su conocimiento y creatividad como artista plástico en pos de mostrar el costado artístico y cultural que también puede tener un club de fútbol.