Básquet Masculino

Cierre de fase con las manos vacías

Vélez estuvo a segundos de vencer a River Plate como visitante, pero se quedó en el final y perdió en tiempo suplementario ante el Millonario por 90 a 94. Felipe Sánchez, con 25 tantos, fue el máximo anotador del Fortín, que tras disputarse la última fecha de la fase regular registró 6 triunfos y 11 derrotas.

El Fortín en Núñez jugó un partidazo aunque River acertó el tiro del final.
Por Gonzalo Ordóñez Ojeda

Un bombazo de tres puntos sobre la chicharra final del último cuarto frustró lo que hubiera sido un cierre de temporada con gran honor para Vélez Sarsfield en la Liga Federal 2022, que tuvo todo en su favor para ganar el juego, pero se quedó en la parte final y lo pagó muy caro. Si bien el equipo de Liniers ya no tenía posibilidades de clasificar a la siguiente ronda (solamente entran los dos primeros de la zona), jugó el encuentro como si las tuviera y le jugó de igual a igual a uno de los líderes de la División Metropolitana.

Desde el inicio, la formación velezana empezó firme y suelto en su juego, con un intratable Felipe Sánchez, quien se despachó con 12 puntos en el primer cuarto, aportando cuatro triples (efectividad del ciento por ciento) y un doble; otro que también se hizo valer en el tablero adversario fue Joaquín Ortiz, con 7 unidades (dos dobles y un triple). Si bien los dirigidos por Horacio Beigier dejaron un mejor semblante en el segmento, River no lo dejó escapar fácilmente y así lo reflejó un lanzamiento de tres puntos convertido por Martín Trímboli sobre el cierre, que acortó la distancia (26-22 en favor de la visita).

Ya en el segundo capítulo se dio un juego en el cual fueron rachas de cada uno. Sin embargo, en ningún momento el dueño de casa pudo pasar al frente. Una de las razones es que el Fortín estuvo más certero en la parte ofensiva, porque empleó un juego más colectivo y generó espacios para concretar con mayor facilidad puntos debajo del canasto; faltando 2 minutos y 34 segundos para el descanso, la formación velezana logró imponer un parcial de 6-0 (44-38), con dos dobles de Juan Aguas y uno de Iván Antoniuk, que se dieron producto de rebotes ofensivos y ataques rápidos. No obstante, el vencedor no se quedó atrás y respondió en el último minuto con un parcial de 5-0 (44-43), con un triple del goleador Gennaro Lorio y un doble de Germán Fernández para finalizar mejor la primera mitad.

El elenco de Liniers se mostró mucho más concentrado, jugó más suelto en el tercer cuarto y además se aprovechó de un errático River para sacar mayor diferencia. El goleo de Aguirre (8 tantos, con dos triples y un doble) y Antoniuk (6, con dos dobles y dos simples) marcaron la cancha para un Vélez que exprimió nuevamente los contraataques como herramienta y además siguió generando puntos debajo del canasto con asistencias de Sánchez. Uno de los triples de Aguirre llegó a poner la máxima del partido a 24 segundos del cierre del capítulo (68 a 55).

El buen andar de la V azulada continuó en los primeros ocho minutos del cuarto período, en los cuales supo conservar una contundente ventaja en el score. Pero el Millonario logró achicar las diferencias y, como suele suceder en muchos partidos parejos, comenzó a tomar protagonismo los lanzamientos libres. Y fue por esa vía que Vélez se estancó, porque faltando 1:29 para el cierre apenas convirtió 2 de ocho intentos, lo cual permitió que el anfitrión, a fuerza de triples, se acercara. Primero fue un bombazo de Maximiliano Pellegrino a 22 segundos del final, que dejó el juego a dos (79-77) y luego, cuando parecía que un simple de Sánchez decretaba un eventual triunfo visitante (ganaba por 80 a 77), apareció un iluminado Trímboli que desde lejos anotó otra bomba de tres puntos que provocó explosión del público Millonario en el Microestadio de Núñez y llevó el encuentro a la prórroga.

No era la primera vez que Vélez iba a tiempo suplementario, pero en esta ocasión la situación le generó un gran golpe. En contrapartida, River, queriendo asegurarse ser uno de los mejores primeros en la División, llegó más motivado a los cinco minutos decisivos. Si bien los primeros tres minutos estuvieron palo a palo, la fortaleza del equipo de Nuñez fue reflejada en los lanzamientos externos y tuvo como as de espadas en ese rubro a Lorio, quien aportó 11 de los 14 puntos del vencedor en último fragmento, con tres triples y dos libres, que sirvieron para decretar el 94 a 90 final.

De esta manera, Vélez Sarsfield quedó con un registro de 6 victorias y 11 derrotas y aún queda al pendiente saber qué pasará con los tres minutos restantes del encuentro de la tercera fecha ante All Boys, partido que se suspendió por goteras que se produjeron en el estadio ubicado en Floresta. De cualquier manera, en este torneo el elenco que dirige Beigier fue de menor a mayor en cuanto a resultados, pero demostró que estaba a la altura de la Liga Federal, jugando de igual a igual la mayoría de los partidos y eso tuvo mucho valor en un formato de competición que fue modificado sobre la marcha (clasificaron los dos primeros, River y Racing, que ya habían sacado una mayor diferencia en la División Metropolitana) y que limitó las aspiraciones de ir por más al resto de los equipos.

 

SÍNTESIS:

River Plate (80) 94: Pedro Lorusso 17, Maximiliano Pellegrino 10, Tomás Gómez Colloca 3, Felipe Bonfigli (X) 8, Germán Fernández 13 (FI), Genaro Lorio 25, Martín Trímboli 18, Diego Gruman 0, Thiago Gómez Colloca -, Ignacio Mansilla -, Ceferino Paniagua – y Juan Segundo Torre Spika-. Entrenador: Daniel Rau.

Vélez Sarsfield (80) 90: Felipe Sánchez 25, Joaquín Ortiz 15, Julián Aguirre 16, Gastón Di Muro (X) 7, Iván Antoniuk 15 (FI), Santiago Quarone 0, Juan Aguas 8, David Alonzo 4, Matías Baudot -, Marcos Quarone -, Gonzalo López – y Tobías Tamagusuku -. Entrenador: Horacio Beigier.

Parciales: 22-26, 43-44 (21-18), 57-68 (14-24), 80-80 (23-12) y 94-90 (14-10).

Jueces: Diego Monti y Francisco Ratto.

Comisionado Técnico: Sergio Garagiola.

Cancha: Microestadio River Plate.