Voley Femenino

Linaje Olímpico

(foto Somos Voley) Morena Martínez en plena acción defendiendo la camiseta nacional en el último Preolímpico de Bariloche.

A un semana de haber conseguido un logro histórico con Las Panteras, como fue clasificar por primera a un JJ.OO, Morena Martínez no cae y sigue disfrutando su sueño. Ahora, querrá seguir la ruta olímpica de su padre y con las herramientas obtenidas en Vélez, pelea un lugar para Río 2016.

A una semana de haber conseguido un logro histórico con Las Panteras, como fue clasificar por primera a un JJ.OO, Morena Martínez no cae y sigue disfrutando su sueño. Ahora, querrá seguir la ruta olímpica de su padre y con las herramientas obtenidas en Vélez, pelea un lugar para Río 2016.

Incluso con las gradas vacías, en el Gimnasio Pedro Estremador de Bariloche, siguen resonando los festejos tras la obtención de la única plaza a Ríos de Janeiro 2016 que estaba en juego. La Selección Argentina de Voley Femenino se quedó con Sudamericano Preolímpico tras vencer el domingo pasado a sus pares de Peru por 3-0 y, entre sus integrantes, hay una Fortinera que sabe muy bien que ingresó al salón dorado de este deporte aunque todavía no cae.

''Todavía estoy muy emocionada y muy contenta, con la sensación de estar en Bariloche aún y sin tomar dimensión de lo conseguido. Es difícil caer en la realidad pero ahora empieza un camino más que lindo'', cuenta Morena Martínez, la receptora punta y líbero del equipo nacional dirigido por Guillermo Orduna. 

Próxima a cumplir 22 años en el mes de febrero, una de las integrantes más joven del Plantel reconoce que ''conseguimos algo histórico por lo que el Voley Femenino viene peleando hace mucho tiempo. Yo integré las Selecciones de base pero no tantos torneos con Las Panteras y en lo personal, este logro, es muy fuerte. Por eso no puedo pedir algo mejor con esta clasificación''. 

Tras dejar en el camino a Chile (3-0), Venezuela (3-1) y Colombia (3-0), Perú fue el último escollo y si bien el resultado fue implacable (3-0), hubo que batallar duro tras un primer set en el que las chicas dejaron muchas dudas: ''En lo personal, la noche anterior no pude dormir porque la cabeza estaba a mil. Salimos con nervios pero pudimos revertirlo dando el 100 %. A medida que pudimos plantear nuestro juego, se dio todo a favor nuestro porque nos salieron todas y cada vez se iba dando todo más fácil'', subraya Morena.

En su familia hay un antecedente olímpico muy fuerte. Su padre, Eduardo Esteban Martínez, más conocido como el ''Mono'', obtuvo la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Seúl 88 junto al representativo nacional y, ya volcado al beach volley, participó junto a Martín Conde en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sídney 2000, donde salió 13º y 9º respectivamente. Para Morena, el linaje olímpico es una cuestión de ADN que desea seguir portando y por qué no, emular las conquistas de su progenitor.

En la voz de la protagonista, no dejó de reconocer la gran tarea como líder de grupo de Guillermo Orduna, Entrenador de Las Panteras. ''Es un hombre muy humilde y el grupo también. Tarde o temprano el entrenamiento da resultado y logramos esto sin una jugadora desequilibrante, fuimos un equipo muy parejo donde precisamos de las 14 jugadoras. Siempre soñamos con esto y la verdad que se dio algo muy especial, todas tirando para el mismo lado al igual que los Entrenadores, Directivos y la gente'', reconoce Morena.

Vélez Sarsfield también ocupa un lugar destacado en la vida de Martínez y sus compañeras de equipo, un sostén que va más allá del campo de juego: ''Recibí todo el apoyo de ellas, ahora tengo unos días de descanso y el 20 de enero empiezo a entrenar porque el 4 de febrero arranca la Liga Nacional Estoy con muchas ganas de volver a jugar en Vélez'', cuenta sin olvidar el rol de otro estratega de lujo, como lo es el Entrenador Fortinero, Guillermo Nazabal: ''Mientras estaba en Bariloche hablé con Guillermo y le dije que parte de esto era gracias a él porque es un gran formador y una gran persona. Me ayudó mucho para llegar a este presente''.

Resta tiempo para el 5 de agosto, día en que la llama olímpica alumbrará todo Río de Janeiro. ¿Cuáles son los desafíos del equipo nacional de Voley Femenino en dicha cita?, Morena se atreve a soñar con la respuesta: ''Después de este torneo se hace un parate, recién volveremos a entrenar a fines de marzo. Una vez que volvamos, ahí pensaremos las metas y los objetivos; de todas formas creo que hay que ir por todo para dar lo máximo. Ningún equipo que juegue los JJOO es imposible, desde ya que hay muy buenas Selecciones, pero nosotras iremos a dar lo mejor partido a partido''.