Fútbol

Mainero: “Ojalá el fútbol nos devuelva todo el esfuerzo que hacemos”

“Es fundamental soñar y creer en cosas lindas”, se esperanza Guido.
Por Carlos Martino

Guido Mainero dialogó en exclusiva con el Sitio Oficial en un alto de la preparación de pretemporada que Vélez realiza en la Villa Olímpica. Junto al cordobés analizamos el 2018 y proyectamos las ilusiones para este nuevo año que comienza, de consolidación personal y grupal.

Tiene 23 años y hace tan sólo uno, que se puso la V azul en el pecho. El fútbol no entiende de tiempos ni de largos plazos; pero sin dudas, lo que ha ganado en crecimiento en sus primeros 365 días en el mundo fortinero son tan vitales como cualquier gambeta, o una asistencia, o un grito de gol.

Este gringo cordobés abandonó su zona de confort y vino a jugar una apuesta fuerte llegando a capital para vestir la camiseta de un grande del país. Dejó la bicicleta con la que pedaleaba sueños hasta el entrenamiento con la Gloria, los amigos de todos los días y de años, para probar suerte y crecer en su carrera redonda como el balón en la prestigiosa Villa Olímpica.

Desde la concentración de Parque Leloir y en exclusiva para el Sitio Oficial, Guido Mainero analiza la preparación de Vélez en la pretemporada, lo que dejó atrás y lo que sueña para este 2019.

"Estamos trabajando de una forma muy linda, muy intensa. Sabemos lo que tenemos por delante y estamos tratando de hacer lo mejor posible para reafirmar lo bien que se terminó el semestre pasado", arrancó graficando Guido; mientras que sin dudarlo se anima a afirmar que "ese es el camino y no queda otra. Hay que meterle y esperar el inicio del campeonato que va a ser muy importante".

Está claro que para todo Vélez, el año que se recientemente se despidió fue el del resurgir, el de levantar cabeza, el de respirar. En base a una disciplina de trabajo, a una forma, a un estilo. Hoy el horizonte es cercano por el ensayo del prueba y error, el de convencerse que el camino es largo y duro, pero que al final... al final, tiene recompensa. "La constancia, el seguir por una misma línea, creer en lo que hacíamos manteniendo el trabajo; nos llevó a cosas muy importantes. Te deja tranquilo porque ese es el camino, es la forma de seguir mejorando y buscando cosas lindas. Nos encontramos en otro escalón a diferencia del año pasado, eso nos ilusiona y nos hace trabajar el doble".

Ante la consulta sobre los puntos a mejorar de cara al reinicio de la Superliga, hay algo que Mainero tiene en claro y es lo que se debe sostener, dentro y fuera de la cancha. "Al final del campeonato encontramos una regularidad que es la que hay que mantener. Siempre hay cosas por mejorar, más allá de terminar de buena manera en todos los aspectos; no sólo en lo futbolístico, también en la concentración, en el día a día, en los cuidados. Son puntos importantes que te llevan a estar un paso adelante dentro de la cancha. En esta pretemporada, estamos todos con esa ilusión que sea un semestre muy lindo".

En lo individual, el 2018 fue un año de mucha adaptación, de mucho crecimiento. Fue una especie de menor a mayor, de pelear por un puesto en el día a día, de sumar minutos equivalentes a experiencia. "Siempre uno trata de hacer lo mejor, de sumar desde el lugar que le toca. El estar en este nivel, con jugadores que lo hacen de una manera muy linda dentro de la cancha; a uno lo pone contento. Está claro que uno quiere jugar, sumar minutos. Me tocó pasar un año ya y fue de mucho aprendizaje. Se pelea un puesto con grandes jugadores que lo hacen de igual o mejor manera;  tenerlos por delante y estar a la altura de ellos mejora en lo grupal y lo individual".

Es que si hay algo que define a este extremo veloz más allá de sus cualidades para el fútbol, es que suma. Es un complemento para el grupo, para sus compañeros, desde el día uno. En cada trabajo se esfuerza y desde donde le toca, siempre es positivo. Más allá de un pase, más allá de un balón perdido. "Es entendible que el hincha pida sobre lo que ve en noventa minutos. Tratamos de hacerlo de la mejor manera cuando nos toca. El trabajo diario, el estar tranquilo, tener el apoyo del cuerpo técnico, de los compañeros es muy importante. Eso te da confianza y te hace trabajar el doble siempre con la ilusión de volver a estar en cancha y hacerlo de la mejor manera".

Entiende lo que se espera de él y quiere ser importante para el equipo. "Para los que no nos toca estar desde el arranque, este cuerpo técnico tiene una forma de trabajar que te lleva a esforzarte en el día a día para ser mejor. Eso también ayuda a mejorar a los que están jugando y potencia al grupo", comenta el número 7 y agrega: "Es fundamental soñar y creer en cosas lindas".

Uno escucha hablar de objetivos y todos coinciden en lo mismo: las copas. Allí va el grupo que capitanea Heinze a lograr lo que tanto tiempo no se da por Liniers; sabiendo también que esa lucha te puede llevar a pelear cosas aún mayores. Mainero es uno de los que también levanta esa bandera. "Sabemos que son objetivos cortos que te pueden meter en cosas importantes. Lo podríamos haber logrado en el semestre pasado y son puntos a mejorar para lo que viene. Haciendo las cosas bien podemos llegar a las copas y eso también te lleva a pelear arriba con grandes chances".

Para el final de la charla, Guido dejó una frase, que más que una frase, es el deseo de todos. "Ojalá el fútbol nos devuelva todo el esfuerzo que hacemos durante la semana para plasmarlo en los noventa minutos".

Carlos Martino