Copa

Caruso Corazón


Warning: include(cache-v2018/videos/video_223.html): failed to open stream: No existe el fichero o el directorio in /home/velez/public_html/php/noticia.php on line 13

Warning: include(): Failed opening 'cache-v2018/videos/video_223.html' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/velez/public_html/php/noticia.php on line 13

Fueron las dos armas de Vélez para remontar un duro 0-2 abajo y así meterse de lleno en los cuartos de final de la Sudamericana. Leandro Caruso fue la respuesta desde el banco con sus goles, para un equipo al que le sobró hombría y así seguir soñando con la Copa.

Santiago de Chile, Jueves 1º de octubre de 2009.

(Prensa Vélez Sarsfield – Estadio Santa Laura).

 

Una hazaña más de este gran grupo de hombres… ¿y van? Las necesarias o las que falten para acompañar este camino triunfal y glorioso que va trazando el Campeón Argentino, con ínfulas de ponerse un título de carácter continental. Porque no importa el sufrimiento y las pulsaciones que se dejen en el camino; todo precio resulta ser poco cuando el ritmo lo marca el latido del corazón cuando Vélez salta al campo de juego y más allá de no tener una buena noche, te devuelve 100 veces el precio de una entrada.

 

Porque no tiene parámetros imaginables la estirpe ganadora que van forjando este grupo de hombres (y disculpe que sea reiterativo, pero eso es lo que son); el miedo escénico que les genera a sus rivales que desgastan sus mejores armas en el arranque y pensando que lo tienen maniatado se ven una y otra vez con las manos vacías. Porque cuando ven que el reloj va marcando las últimas horas, comienzan a dar muestras de una paranoia tremenda de reclusión contra su propio arco y de miedo, como el niño que se refugia entre las sábanas ante el asecho de la oscura noche.

 

Este Vélez conmueve. Un equipo así moviliza, entusiasma, ejercita el lagrimal desde la motivación emotiva. No se da perdido, ni aún perdido; no se acusa muerto, ni enterrado; no renuncia a seguir dando pelea sea el frente que sea o lo que le toque jugar, bajo las circunstancias que sean. Este Vélez es orgullo. Este Vélez es pasión.

 

Un plantel como el que cuenta Vélez es la envidia de muchos dentro del Fútbol Argentino. Porque se van cayendo algunos soldados, pero siempre aparece un Razzotti o un Díaz que reemplace a un Cubero; o mejor aún, se da cita un Caruso de estreno para ingresar por un Moralez fatigado. Sobra calidad por donde se lo mire. Si Angelito, Vélez abre un armario y se le cae un batallón de hombres; no nenes de pecho que solo juegan al baby fútbol.

 

Porque no le importa que el rival lo ataque, lo golpee, lo ponga en ridículo y encima le gane ante su gente por 2 a 0 en el primer tiempo. Porque se asume y se declara masoquista. Disfruta del sufrimiento, lo hace carne, lo toma como elixir para resurgir de sus propias cenizas cual ave fénix. En el complemento te va arrinconando, como el buen boxeador que plantea una lucha táctica de combinación de manos hasta llegar al nocaut; así es Vélez. Aunque ojo, también descuida su guardia en más de una oportunidad y siempre queda expuesto a esa mano de contra que lo deje besando la lona. Punto a corregir, desde hace rato. De todas formas, es por vocación ofensiva; por ir siempre aún cuando no es necesario. Entonces, bienvenido sea.

 

Porque tuvo a un Leandro Caruso encendido, que demostró el por qué la Comisión Directiva puso los ojos en él. Porque tuvo las mejores para anotar y marcó. Porque con esos tantos le dio más que vida absoluta a este equipo de Gareca en la Sudamericana. Una vida más que justa y necesaria para un fútbol tan bajo y pacato. En los pies del delantero estuvo la clasificación. En el corazón de todo un plantel, también.

 

Esto es Vélez, una vez más. Belleza por dónde se lo mire. Sacrificio impreso en el sudor de cada camiseta que descansa tras una dura jornada en un vestuario que celebra. Hombría en el pecho de cada uno de ellos, que son cada vez más nuestros y que con esos latidos (los mismos que los nuestros) escriben a diario una página más en la historia grande del Club Atlético Vélez Sarsfield.

 

El camino copero sigue, no se detiene. Vendrán otras latitudes, otras ciudades, otras realidades para pasear a este equipo siempre que la competencia lo demande. Pasarán tantas cosas en todo este tiempo. Lo que no pasa, lo que perdura; es este amor en clara mezcla de orgullo que no cesa de ser Vélez Sarsfield. Salud campeón, una vez más.

 

Carlos Alberto Martino.  

20 IMÁGENES

Sudamericana 09 - Vuelta | U Española 2 - Vélez 2

Sudamericana 09 - Vuelta | U Española 2 - Vélez 2

Reviví la nueva hazaña del equipo de Gareca ante la Unión Española de Chile, esta vez en tierras trasandinas, obteniendo la clasificación a los cuartos de final de la Copa Sudamericana 2009.