Columna del Técnico

"Doy un paso al costado, siento que es el momento"

"Simplemente doy un paso al costado, siento que es el momento con el dolor que esto conlleva. Por supuesto que no es una historia que deseaba pero Vélez está por encima de todos, se está a tiempo de reaccionar, quizás con otro mensaje que se vea reflejado en el campo de juego".

Esta mañana, tras despedirse del Plantel, Christian Bassedas brindó su última conferencia de prensa. Confirmó que deja el cargo de Entrenador con mucho dolor y remarcó que "ahora seré un hincha más, nada cambiará mi relación con Vélez". "Es el momento de una reacción y la habrá", argumentó.

Esta mañana, tras despedirse del Plantel, Christian Bassedas brindó su última conferencia de prensa. Confirmó que deja el cargo de Entrenador con mucho dolor y remarcó que "ahora seré un hincha más, nada cambiará mi relación con Vélez". "Es el momento de una reacción y la habrá", argumentó.

"Simplemente doy un paso al costado, siento que es el momento con el dolor que esto conlleva. Por supuesto que no es una historia que deseaba pero Vélez está por encima de todos, se está a tiempo de reaccionar, quizás con otro mensaje que se vea reflejado en el campo de juego. Nos ha tocado un inicio complicado y no conseguimos no solo los resultados deseados, tampoco la forma que no me ha gustado. Soy el máximo responsable. Y no tengo mucho más para decir que siempre le deseo lo mejor a Vélez venga quien venga. Le agradezco al hincha el aliento que siempre tuvo, impresionante el último partido y me gustaría que haya una unidad notoria en el próximo encuentro para alentar a los muchachos. Creo que necesitan aliento constante, tratar que en este momento difícil o duro estén todos juntos por el bien del club, dejar los egos y las diferencias de lado y pensar que la camiseta está por encima de cualquier personalidad".

-Raúl Gámez dijo tras el partido con Racing que harían todo lo posible para que continuaras en el cargo. Quiero preguntarte qué sucedió en estas 48 horas post encuentro y si en algún momento pasó por tu cabeza la idea de continuar.

-Hay una realidad,  la relación es muy profunda y humana con los muchachos del Plantel, eso que uno se lleva. Pero cuando tomo una decisión y la siento que es correcta por mi bien y el de Vélez, es así. Hay una carga emocional también con mi club que quizás me afecta más de la cuenta y no puedo separar el trabajo de lo afectivo. Y eso me lo dará el tiempo, seguir aprendiendo y superando obstáculos. Pero hay una realidad evidente en este inicio que no pudimos encontrar el rumbo futbolístico. Nos ha costado y no por ser terco, egocéntrico o caprichoso continuar con la entereza que nos corresponde, como siempre lo ha sido. Desde que asumimos después de un 2015 muy duro para Vélez, dimos todo, hicimos un buen colchón de puntos a mi entender y es un momento para que haya una reacción, estoy seguro que la habrá. Hay muy buenos jugadores, mismo parte humana pero será a partir de otro mensaje o modo de construcción para que vuelva la armonía y la alegría al club.

-Dio la sensación que hubo un momento en el partido con Racing que dijiste “no continúo”. ¿Fue por la reacción de la gente?

-Recién lo dije un poco, es una posición esta que uno sabe las reglas del juego, el resultado gobierna. Con la Copa Argentina jugamos 5 partidos y solamente ganamos uno y más allá de la derrota, no me ha gustado la forma. Y después, vivimos en una sociedad que yo no voy a cambiar, no la entiendo, sí la frustración del hincha cuando no se gana pero no la violencia. Es algo personal y tengo que asimilarlo. Tengo toda una vida en el club y esas son situaciones que me afectan más de lo que debería. Pero no tengo nada que decir al respecto, el hincha tuvo un apoyo impresionante y nada va a cambiar con Vélez. Por eso deseo que le vaya muy bien.

-Si existía la posibilidad de revertir tu decisión,  los insultos y lo que pasó en el Hall del club, ¿te llevaron a decidir que era lo correcto irte?

-No tiene nada que ver con mi decisión. Siento que es el momento, que hay que decir basta, es porque uno lo siente de corazón y desde las entrañas. Nosotros como Cuerpo Técnico, no podemos reprocharnos nada desde la dedicación y entrega a partir del momento en que llegamos. También el libro de pases fue muy desgastante, tuvimos nuestras diferencias porque haciendo un diagnóstico de lo que podría ser el semestre, fui claro con los dirigentes en cuanto a un montón de situaciones. Y al no tener los recursos para rápidamente resolver cuestiones, se ha hecho muy largo. Hay cuestiones íntimas y de charlas privadas que también pudieron haber desgastado, pero no tengo ninguna excusa, siempre intentamos ir al frente a nuestra manera. De esto se trata la vida y el fútbol, pensar hacia adelante cuando uno está convencido.

-¿Sentís que los jugadores te respondieron en la cancha?

-Sí, al contrario. Tengo palabras de agradecimiento con la lealtad y el compromiso y el esfuerzo de los jugadores. Ningún muchacho sale al campo de juego queriendo hacer las cosas mal pero evidentemente nosotros tenemos nuestra responsabilidad como líderes y conductores, en cuanto a este inicio de este segundo semestre. No pudimos afianzar una idea, consolidarla. Y por eso hacemos un mea culpa para tomar un poco de distancia y ver en qué acertamos y en qué no. Desde lo estadístico tengo la tranquilidad que por suerte hemos hecho, en 16 partidos del torneo pasado y 4 de este, 27 puntos, casi el 50 % y no está mal pero tampoco está bien. Las formas en las cuales se dieron los últimos partidos tienen que ver con nosotros y lo que uno aspira. Reitero, Vélez está por encima de mí, quizás con otro mensaje pueda reaccionar en resultados y volver a crecer. Nada cambiará en mí la relación que tengo con Vélez y el hincha. Lamentablemente termina de esta manera la historia y es un dolor muy profundo el que tengo, una frustración personal pero a partir de estas historias uno crece, todo es enseñanza. Intentamos darle todo lo que pudimos la Plantel, desde lo futbolísitico y lo humano.

-¿Qué pensás que debe tener el próximo Técnico de Vélez para llegarle a este Plantel? Se les recrimina la disciplina…

-A ver, vamos a dejar las cosas en claro. Fue un grupo muy disciplinado, hay una muy buena calidad humana. Se entrenan al máximo. Creo que perturbó el clima de Vélez y creo que no es justo. Yo lo que dije es que en este inicio de semestre, evidentemente no hemos podido lograr resultados y tampoco afianzar una idea de juego. Entonces cada uno siente como siente y yo de esencia soy lo que soy y tampoco me recrimino nada y les reprocho nada a los jugadores. Me parece que es muy injusto. Hoy el mundo cambió a partir de las redes sociales con las cosas que se dicen, se difama, generan un mal clima en el estadio, en la gente, me parece que hay que calmarse un poquito e ir a la cancha a alentar amando la camiseta que uno ama. Eso lo quiero dejar en claro. Nunca jamás tuvimos un problema de disciplina con ningún jugador, tomamos decisiones cuando correspondía y los muchachos me respondieron muy bien.

-¿Mantuviste charlas con los jugadores referentes del Plantel?

-He tenido charlas con todos, muy buenas. Pasa por otro lado, por lo que siento y lo que creo. Uno debe separar lo afectivo de los Profesional y creo que es el momento de decir hasta acá llego. Hay tiempo para una reacción y quiero que eso suceda. No es nuestro mensaje el que corresponde en este momento. Siento profundamente tristeza en estos días, pero con la seguridad de que dimoa todo.

-¿Qué nos podés contar de tu despedida con el Plantel?

-Es un momento muy duro, emotivo porque hay muchos jóvenes que uno quiere mucho. Se han entregado de la mejor manera y es una pequeña crisis futbolística que deseo que se revierta. Hay buena gente, buena calidad y es lo que me llevo. Creo que dejamos algo desde todo punto de vista.

-¿Estás de acuerdo con la decisión de la Comisión Directiva, de no contratar un Entrenador que sea ex jugador del club?

-Uno cuando asume la responsabilidad sabe a lo que asume, por eso no pongo excusas de nada. Nosotros vinimos a inicio de 2016 con una atmósfera difícil, y ojalá que eso cambie, y fue una lucha desde aquel día hasta hoy; siempre será así. Por eso no me arrepiento absolutamente de nada. Pero lo que me preguntás será una decisión de la gente que maneja el fútbol y ver qué camino tomar. Yo en la administración no me puedo meter. Fui claro en el diagnóstico del Plantel y lo que necesitábamos. Nada más. Ahora ninguna excusa. Acá nadie tiene culpa, sí todos tenemos responsabilidades. Le agradezco a todos los medios de Vélez y a la familia Fortinera. Siempre quiero que nos vaya bien y seré un hincha más, como siempre lo fui,  a partir de ahora.